D9. AMNH, Bye

Aprovechamos la última mañana para visitar los dinosaurios del American Museum of Natural History. La verdad que el museo es muy chulo, lástima que solo tengamos apenas 2 horas para visitarlo, es para estar allí al menos 1 día entero. Nos lo pasamos los 3 en grande. También visitamos la zona de vida marina, y nos quedamos con las ganas de más, pero hay que salir rápido, que a las 2 de la tarde vienen a revisar el apartamento…

Cuando llegamos al barrio vemos a los bomberos, en nuestra calle, Sergi, optimista como siempre, va pensando que se ha quemado nuestra casa… nooooo, era el bloque de al lado! Casi…

Última comida en el vegetariano, cómo lo vamos a echar de menos! Esas sopitas, esas verduritas a la plancha con tofu…

Ahora viene lo bueno, baja los 4 pisos, sin ascensor (no habíamos dicho nunca que no había ascensor, verdad?), el cochecito del niño, el niño, las 4 maletas, la bolsita de la cámara y accesorios varios, niño ponte los guantes, yo quiero bajar en brazos, ay! la bolsa de la basura… ufff…

Pillamos al peor taxista de la ciudad, en serio, yo tengo el carnet de conducir hace 2 días, como quien dice, casi no cojo el coche, pero conduzco mucho mejor que ese hombre… venga acelerones, venga frenazo… a medio camino nos dice que se le acaba el turno, que se va a buscar a los niños al cole, y que viene su compañero a llevarnos al aeropuerto, … total, a las puertas de la terminal, en cuanto el tipo para, Eloi empieza a vomitar, no me extraña, menudo traqueteo… pues eso, festival del humor:
niño vomitao y llorando, 4 maletas, cochecito, bolsas varias, paga al taxista, coge carrito para llevar maletas, frío de la muerte, …aunque parezca mentira, llegamos sanos, salvos y limpios a hacer el check-in.

Empieza el relax… paseito por la terminal, mirando tiendas, que en 20 mins embarcamos… a las 5… 10 minutos antes vamos hacia la puerta, para no ir con prisas…

PERO ESTO QUE ES????? Una cola enorme para entrar en las puertas, escuchamos por megafonía “Flight to Barcelona, LAST CALL”, a Sergi casi le da un ataque al corazón, 😛 intentamos colarnos y una tipa histérica se nos pone a chillar, al pasar por el arco detector de metales con Eloi me dice no se qué la poli de aduanas, yo solo entiendo “stroller”, saco al niño del carro y venga, tira p’alante… noooo que tenemos que quitarnos los zapatos! Sergi y yo histéricos, quitando los zapatos a Eloi, el pobre que no se entera de nada, luego corriendo hacia el avión sin zapatos…que mal rato…al final para nada, porque llegamos y entró gente después, a quién se le ocurrió decir LAST CALL, eh? A QUIÉN!!

Advertisement
Posted in Uncategorized | 8 Comments

D8. Central Park, Upper East Side, Soho

Después de una acalorada discusión:
“donde vamos hoy?; vamos por el Soho; no, vamos a Central Park; no que en el Central Park solo hay ardillas, yo quiero ciudad; no, que el Soho quiero verlo por la noche; tú verás,…” al final como Eloi escuchó de pasada la palabra PARK pues ya estaba todo decidido, vamos al parque, y la presente se quedó con las ganas de Soho 😦

Paseito por el parque, cruzando de Oeste a Este (dios! que grande es este parque), salimos por la 96, donde nos suena que hay un parque infantil, enorrrrrmeee, como todos los de aquí… jugamos un rato (todos) en los toboganes y seguimos bajando por la 5a avenida.

Hace BASTANTE frío, por lo que vamos caminando a una velocidad considerable, Eloi se queda frito en el cochecito, y aprovechamos para tirar millas… (nunca mejor dicho)… comemos un hotdog por el camino porque aguantar hasta que se despierte el niño sin comer va a ser imposible, somos muy glotones 😛

Cuando llegamos a la Apple Store, (en la 58), entramos, y casualmente, medio ny ha tenido la misma idea… cuanta gente por favor! que agobio! al final para nada, porque nos agobiamos y no miramos nada…bueno, sí, Sergi tocó el Air…

Se despierta Eloi, “tinc gana” , “tinc gana”… (debe ser algo intrínseco del cromosoma Y familiar, en cuanto tienen hambre, no pueden esperar ni 5 segundos, tienen que comer, PERO YA!), qué vejez me espera…

A las 5 de la tarde estamos comiendo, un pelín tarde… luego hacia el Soho, que como era de esperar, no tiene la misma gracia de noche que de día (si ya lo decía yo…), al menos con un niño de 3 años, que no te puedes meter en un bareto a tomar unos cosmopolitan ni nada de eso 😛

Vuelta a casa, para compensar las “penas” volvemos al Sugar Sweet Sunshine, y nos volvemos locos 😛

Posted in Uncategorized | Leave a comment